martes, 29 de noviembre de 2016

MÓDULO IV: INTERVENCIÓN CASO 3: AISLAMIENTO DENTRO DEL GRUPO CLASE SIN CONDUCTAS AGRESIVAS DE UN MODO CLARO

En este post voy a analizar cuál sería la intervención en un caso de aislamiento dentro del grupo clase sin conductas agresivas hacia el alumno.

Descripción del caso:

Nos encontramos en cualquier centro escolar privado o público de la Comunidad de Madrid, y en concreto en un aula de 6º de Primaria, con un grupo de 29 alumnos de media 12 años de edad. El 37% de ellos son chicas, lo que indica que más de la mitad de la clase son chicos.
El ambiente del grupo parece ser bueno, a excepción de que se producen algunos conflictos dentro del aula, aún así, lo expresado es,  que es fácil estudiar y tener orden y tranquilidad dentro del aula.

Encontramos a cinco alumnos que son considerados por parte del resto de los compañeros como amables, respetuosos y que ayudan a los demás. Todos ellos son chicos.

Aunque nadie declara que hay acoso escolar  se observan tres  alumnos que sufren una situación de rechazo y además uno de ellos sufre aislamiento, pues refleja que no tiene amigos dentro del grupo y nadie lo elegiría para sentarse con él. Me centraré en este  alumno 25, para propone pautas de intervención, que se harán extensibles a aquellos alumnos que también observamos que sufren rechazo dentro del aula

Protocolo a seguir:


Teniendo en cuenta que la información relativa a lo que ocurre en el aula se ha detectado por las pruebas pasadas dentro del programa "SociEscuelas" y comprobando que es una situación en la que se podría dar un futuro acoso escolar, vamos a reunir al Equipo Directivo y a los profesores del Centro para informar acerca de estos resultados puesto que es interesante que ya que todos trabajamos en un mismo centro escolar seamos conscientes de lo que ocurre y podamos ayudar a dar una posible solución. Después de ésto reuniremos a la comisión de Convivencia que está formada por el Director, Jefe de Estudios, un representante de padres y madres y un profesor/a del Centro y se informará de las medidas organizativas y pedagógicas que se van a llevar a cabo con estos alumnos.
Las medidas en la que nos vamos a centrar esc  en trabajar las relaciones sociales de este alumno.

Medidas  pedagógicas:


  1.  Realizaremos una entrevista privada  con el alumno:  En esta entrevista obtendremos información acerca de cómo se siente el alumno en clase, si tiene amigos dentro del aula y si hay alguien que lo moleste.
  2. Entrevista con la famillia: Les informaremos de los resultados obtenidos sin alarmarles. Preguntaremos cómo son las relaciones sociales del alumno fuera de la escuela y les contaremos cómo vamos a intervenir para integrar al alumno en clase y evitar situaciones futuras desagradables. 
  3.  Tendremos una entrevista con dos de los alumnos seleccionados como amables y respetuosos, el alumno 20 y el alumno 26.  Les diremos que ya que han sido considerados por el resto de la clase como los alumnos más amables y respetuosos del grupo y que siempre están dispuestos a ayudar a los demás, tienen que ayudar al alumno 25 a integrarse en el grupo haciéndole partícipe de su grupo de amigos/as para que así se sienta respaldado y apoyado dentro del grupo escuchándolo sobre todo. También deben llamar la atención de forma educada  si algún alumno insulta al alumno 25 o tiene alguna actitud agresiva hacia él. Les explicaremos de manera clara que esta forma de actuar es voluntaria.
  4.  Reorganizaremos los sitios de cada alumno en clase: Reagruparemos a los alumnos que son considerados amables y respetuosos cerca del alumno 25 para así favorecer un clima agradable en el que se sienta seguro y cómodo. De esta manera podrá desempeñarse mejor en cualquiera de sus tareas.
  5.  Con ayuda del Orientador  realizaremos una dinámica de grupo para trabajar las habilidades sociales y la inteligencia emocional. Es importante que sepan que nuestros comentarios y acciones tienen una repercusión en el prójimo que puede ser positiva ó negativa. Hay que analizar cómo nos sentimos en ambos casos para así poder empatizar. Una actividad a diseñar sería la realización de un emocionario. Consiste en que cada uno escribe en un papel como se siente ante determinadas situaciones.  Con todas las emociones recogidas se puede construir un árbol de emociones.
  6. Para fomentar el trabajo en grupo y cooperativo, la tolerancia y el respeto basaremos nuestra metodología en el aprendizaje cooperativo:  en el que todos los alumnos deben trabajar en grupo  para conseguir un objetivo común. El trabajo se organiza de manera que cada uno trabaja sobre un aspecto determinado que a su vez es necesario para que los demás completen su trabajo. Es una técnica de interacción bastante positiva en el aula pues el trabajo en grupo además de fomentar el esfuerzo trabaja otros aspectos bastantes importantes en la convivencia; el respeto a opiniones diferentes así como la tolerancia a ellas, el ayudarse unos a otros con un fin común y también fomenta la pertenencia a un grupo muy importante en estas edades para sentirse integrado y así crear un clima positivo de convivencia en el aula. Los grupos de trabajo irán cambiando por trimestres; al principio se intentará colocar a este alumnos con aquellos alumnos definidos como amables y respetuosos. 
Seguimiento  y evaluación de las medidas llevadas a cabo dentro del aula:

  • Cada dos semanas nos entrevistaremos con el alumno para saber si sus sensaciones y su pertenencia al grupo resulta más positiva.
  • Nos entrevistaremos con los alumnos-guías  para que nos cuenten  cómo está resultando la experiencia, qué cambios han observado y qué dificultades han encontrado para así poder hacer reajustes.
  • Al final de cada trimestre repetiremos el sociograma para ver cómo va evolucionando la situación y así hacer los reajustes necesarios de organización de la clase e ir añadiendo alumnos guía si fuera necesario con el fin de proporcionar más relaciones sociales al alumno.
  • Nos entrevistaremos con las familias una vez al trimestre para informarles como va evolucionando el caso.
  • Al final de cada trimestre repetiremos las dinámicas de grupo centradas en trabajar los aspectos sociales de la convivencia y la inteligencia emocional.
  • Al final de cada trimestre revisaremos el resultado del trabajo cooperativo realizado y haremos los ajustes necesarios. En el siguiente trimestre haremos modificaciones en los grupos de trabajo, empezaremos cambiando los grupos pero dejando dos personas de referencia para seguir trabajando con él, estas personas serán esos alumnos voluntarios amables y respetuosos y en el tercer trimestre cambiaremos el grupo dejando a una persona de referencia. 


Con respecto a las medidas a tener en cuenta en los recreos y actividades fuera del aula:

Ya que es un caso en el que todavía no se ha producido una agresión hacia el alumno y teniendo en cuenta el Plan de Convivencia del Centro, se seleccionará un grupo de alumnos voluntarios que serán los encargados de acompañar a este alumno en el recreo y en los patios de comedor así como en otras actividades sean fuera del aula. Dentro de la clase se han observado que hay cinco alumnos que son considerados por parte del resto de la clase como alumnos colaboradores, amables y respetuosos; se hablará principalmente  con ellos para que intenten integrar a este compañero en sus juegos en el recreo, se sienten con él en el comedor e intenten incluirlo en sus actividades sociales también fuera del colegio.  Estos alumnos voluntarios podrán ir cambiando en cada trimestre si vemos que es necesario. Además al finalizar el curso escolar recibirán un diploma en reconocimiento  a su buen hacer.

Dentro de los recreos del comedor se organizarán una serie de talleres. Estos tiempos son una oportunidad para los alumnos de relacionarse con  alumnos de otros cursos y así enriquecerse socialmente.

En las excursiones procuraremos hacer grupos de manera que este alumno esté integrado en el de estos alumnos que le están ayudando y aquellos definidos como agradables y respetuosos dentro del grupo.

Seguimiento y evaluación de las medidas llevadas a cabo en los recreos y recreos de comedor:

La propuesta de evaluación consiste en llevar unas hojas de registro que serán entregadas en la dirección del centro cada dos semanas. Estas hojas de registro reflejan si el alumno es receptivo con las propuestas de sus compañeros, se relaciona con ellos y otros compañeros del centro, si es capaz abrir sus relaciones sociales poco a poco. También se registrarán las incidencias que se encuentran. Estas hojas de registro también servirán para informar a los padres sobre la evolución del alumno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada