martes, 8 de noviembre de 2016

MÓDULO 1: EL ACOSO ESCOLAR EN EL CONTEXTO DE LA CONVIVENCIA

CASO PARÁCTICO 1: EDUCACIÓN PRIMARIA
 Adrián es un niño que ha llegado nuevo a inicio de curso de sexto de primaria a un centro cualquiera de la Comunidad de Madrid. Es un niño tímido y le cuestan las relaciones sociales. El cambio de colegio provocado por un cambio de domicilio está incidiendo además en el carácter del niño que al cambiarse de colegio y de lugar de residencia ha perdido la relación con los pocos amigos que tenía de su anterior colegio. Un día los padres se citan con la tutora para comentarle que notan que desde Navidad Adrián ha cambiado su actitud y no quiere venir al colegio, a ésto se le une que a partir de ese momento empieza a tener una serie de percances, agresiones físicas y verbales por parte de un grupo de compañeros de su misma clase. Después de estos comportamientos repetidos los padres deciden hablar con el jefe de estudios que tampoco les ofrece ninguna solución aparente a la situación que está viviendo Adrián
  •  Con respecto a la pregunta sobre si se considera acoso escolar o no, desde mi punto de vista SI. Estamos ante una situación repetida de agresión tanto física como verbal y también hay un desequilibrio de relaciones sociales; estamos ante un líder que se manifiesta como el acosador y una víctima denominada como pasiva pues tiene una agresividad baja, una interacción social bastante escasa y ha perdido el interés por asistir a clase.
  •  Los documentos que deben contemplar y tener en cuenca este tipo de conductas son: El Reglameto de Régimen Interno, el Plan de convivencia de Centro y el Plan de Acción Tutorial
  • . La reacción de la tutora y del Jefe de Estudios no son las más adecuadas. Una vez que la tutora tiene conocimiento por parte de los padres de lo que está ocurriendo con Adrián, su misión es recopilar más datos sobre lo sucedido, informar al equipo directivo y al resto de los profesores del centro para que observen a este alumno en los espacios del centro fuera del aula y poner en conocimiento de ella cualquier actitud anómala que pudieran observar con respecto a Adrián. Igualmente debería poner en práctica el Plan de acción tutorial diseñando actividades que trabajen la convivencia y las relaciones positivas con los demás, sentimientos y actitudes. Con respecto a la reacción del Jefe de estudios, antes de emitir un juicio de valor debería pedir información a la tutora sobre lo que está ocurriendo en clase para así trabajar de manera conjunta.
  •  Una vez llegado a la conclusión de que se puede estar tratando de un caso de acoso escolar las medidas educativas a tener en cuenta sería primero de todo aplicar el Plan de acción Tutorial, primero diseñando actividades para trabajar con el grupo clase el tema de la convivencia y las relaciones positivas con los demás y también actividades concretas y específicas que fomenten el respeto hacia los demás viendo que las acciones tienen unas consecuencias y despiertan determinados sentimientos y emociones hacia los que nos rodean. También debe haber una acción conjunta entre el tutor, el Equipo Directivo y el Equipo de Orientación que puede proporcionar orientaciones y herramientas a las tutora sobre cómo trabajar esa convivencia positiva con el grupo clase. Como he dicho anteriormente en esto casos hay que hacer partícipe al resto del profesorado del centro a observar la situación y todo el centro debe dinamizar una convivencia positiva. Es muy importante insistir a los alumnos que pidan ayuda ante situaciones sociales incómodas para ellos y enseñarles a condenar las acciones que fomentan la falta de respeto hacia el compañero/a. La última medida a tener en cuenta sería poner en práctica las medidas disciplinarias recogidas en el Plan de Convivencia y activar el protocolo disciplinario destinado a los casos de acoso escolar y ponerlo en conocimiento de los servicios de Inspección. También es muy iportante tener una comunicación fluída con los padres para que sepan las medidas que se están llevando a cabo y así tranquilizarlos.
  •  Por último analizar el comportamiento de los alumnos; Adrián es un chico tímido y tiene pocas habilidades sociales habría que ayudarlo a mejorar esas habilidades haciéndole una buena acogida en el centro y en su grupo clase. El resto, la actitud de Félix me parece intolerable y la del resto de los compañeros bastante cobarde de no ser capaz de condenar públicamente las actitudes de falta de respeto hacia su compañero.  Los docentes no debemos tolerar estas actitudes en nuestros alumnos/as.
 Como conclusión decir nuestro deber como docentes debe ser de intentar crear unas condiciones que favorezca la convivencia en nuestro centro así como el buen trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario